Medio Ambiente, por primera vez en la agenda papal

La publicación de la encíclica del Papa sobre el medioambiente ha llegado a los titulares de los medios más importantes del mundo y ha generado esperanza, especulaciones e incluso dudas.

¿Qué es una encíclica?

Una encíclica es una carta escrita por el Papa para abordar temáticas sociales y morales complejas con referencias a la Biblia y a la tradición y doctrinas católicas; es el documento de enseñanza más importante de la Iglesia Católica. Es la primera encíclica sobre medio ambiente en la historia.

¿Qué significa la encíclica para el cambio climático?

El Papa Francisco expresa que el cambio climático es inducido por el hombre. Llama a los católicos a “cuidar la creación no solo como ciudadanos responsables, sino como seguidores de Cristo” y declara que “un cristiano que no protege la creación, que no la deja crecer, es un cristiano a quien no le importa la obra de Dios.”

¿Qué expectativas hay y por qué es importante?

Muchos le dan la bienvenida y la consideran una oportunidad para lograr un apoyo mundial para el cambio climático, lanzada en un momento estratégico para influir en los eventos climáticos claves (Cumbre sobre el Clima de las Naciones Unidas; Paris COP21) llevados a cabo posteriormente este año.

El Foro sobre Religión y Ecología de Yale celebró una mesa de debate para explorar la importancia de la encíclica. Los panelistas sugirieron que la encíclica aumentará la conciencia sobre la relación entre la degradación medioambiental y el bienestar humano y la justicia. También expresaron que representará un giro histórico en cómo las personas consideran a la naturaleza, desde un foco sobre el dominio y la explotación humana hacia un foco en el valor inherente e intrínseco de cada ser viviente y no viviente.

Otros debatieron sobre la importancia de la encíclica más allá de los católicos, y explicaron que les hablará a los líderes y laicos en muchas tradiciones de fe y profundizará el despertar moral a la ecología y la justicia como un único asunto (eco-justicia) y generará una respuesta más amplia entre los líderes de la fe.

Muchos esperan que la posición del Papa sobre el cambio climático y su discurso al congreso en septiembre influya sobre los escépticos climáticos (en particular, Marco Rubio y John Boehner, entre otros) y, así, cambien su postura. Neil Thorns, de CAFOD, la agencia católica oficial de ayuda, expresó que han visto miles de seguidores comprometerse a asegurarse que los miembros de su Parlamento sepan que el cambio climático está afectando a las comunidades más pobres.

Algunas investigaciones recientes confirman que los Católicos en los Estados Unidos están más preocupados por los impactos del cambio climático y que apoyan más fuertemente las acciones políticas que otros Cristianos. El 70 % de los católicos en los EE. UU. considera que el calentamiento global está ocurriendo, comparado con el 57% de los cristianos no católicos. Asimismo, los católicos son más propensos a pensar que dicho calentamiento es causado por el hombre que otros cristianos.

¿Cuál es su impacto en la Acción Conservacionista?


Independientemente de la diversidad de opiniones, una cosa está clara: la encíclica está impulsando un debate apasionado. ¿Cuál será el impacto que tendrá sobre la acción conservacionista?

Hasta el momento, los signos son positivos. CAFOD declaró que sus seguidores ya han respondido a la encíclica papal poniendo su fe en acción, rezando por nuestro mundo y presionando al gobierno para que aborde el cambio climático. Las universidades jesuitas están analizando cómo pueden trabajar de manera más cercana para abordar el cambio climático y la justicia social. Los jesuitas tienen el sistema de educación privada más grande del mundo y están desarrollando y expandiendo sus programas uniendo la ciencia ambiental con los valores humanos.

La encíclica presenta oportunidades para que las ONG internacionales dedicadas a la conservación respondan, analizando oportunidades de alianzas con universidades católicas para incorporar la conservación/cambio climático en los programas educativos y para conectar los sitios de campo de la conservación con la investigación de los estudiantes. Además, será importante desarrollar la divulgación y las comunicaciones para difundir y ampliar las declaraciones del Papa a través de los medios de comunicación sobre conservación.

La unión entre los esfuerzos de los creyentes y de los laicos por proteger el medio ayuda a cambiar el cuento pesimista sobre conservación a uno de esperanza y oportunidad. Demuestra que la convergencia crítica entre lo religioso y lo laico podrá abordar el cambio climático. Asimismo, amplía el apoyo para la conservación significativamente. Si solo el 5 % de los 75 millones de católicos estimados en los EE. UU. se comprometiera en asuntos ambientales, ese número representaría tres veces la cantidad actual de miembros de The Nature Conservancy.

Publicado originalmente el 11 de junio de 2015 en http://bit.ly/1W2x7PG