Agua que no ves...

Puede que creas que el uso “directo” del agua (para lavar, beber, etc.) es tu único consumo de agua, pero en realidad también la utilizas indirectamente a través de los productos que eliges comprar y consumir. ¿Cómo? Continúa leyendo y comprenderás mejor…

¿Cuántos litros de agua crees que se necesitan para producir un kilo de carne?

¿Acertaste? Te sorprenderás al saber que se necesitan entre 10.000 y 20.000 litros de agua para producir tan solo un kilogramo de carne. Una hamburguesa requiere de 2.400 litros, es decir, más de 17 bañeras llenas. Entonces, considéralo la próxima vez que tengas un antojo.

Para fabricar desde una falda hasta una tetera o una hamburguesa, se requiere agua en la obtención de materias primas, la producción de un producto, su transporte y su venta. Este uso “indirecto” agrega y puede superar el 90% de tu consumo de agua total – ¡apuesto a que no lo sabías!

Por lo tanto, ¿cómo puedes hacer elecciones amigables para el agua que reduzcan su uso indirecto? ¡Muy fácil! Aquí te brindamos algunas ideas simples y prácticas:

  • Elige alimentos menos procesados y con menos envoltorio y paquete… por ejemplo, compra una manzana en lugar de jugo de manzana, o tomates sueltos en lugar de los que vienen envueltos en plástico.
  • Toma una taza de té en lugar de café… El café tiene un impacto o huella hídrica de 140 litros, mientras que en el té es de tan solo 35 litros.
  • Semanalmente, cambia una de tus comidas con carne por una vegetariana.
  • Adquiere ropa y muebles de segunda mano… Piensa lo siguiente: para producir una camiseta de algodón, se requieren 2.000 litros de agua… ¡alrededor de 14 bañeras llenas!

Claro que puedes buscar aquellos productos con un bajo impacto hídrico, pero esta información no está fácilmente disponible. Está en nosotros advertir a los negocios y a los gobiernos que necesitamos esta información para tomar decisiones mejor informadas.
Artículo originalmente publicado en inglés en www.natureaustralia.org.au.