10 maneras extrañas en la que podrías estar esparciendo especies invasoras. (Primera parte)

¡Están en todos lados! Y puedes estar esparciéndolas sin advertirlo.

Mientras asistía a la Conferencia sobre especies invasoras, me sorprendieron algunas de las extrañas maneras en la que se esparcen estas especies. En ocasiones, solo podemos culpar a nuestras malas elecciones –al introducir plagas y dañar los ecosistemas nativos, la agricultura y la salud humana en el proceso.

Algunas razones por las cuales las especies invasoras se esparcen se deben, afortunadamente, al pasado. Pero otras siguen esparciéndose debido a nuestras decisiones. Modificando apenas nuestra conducta, podemos hacer una gran diferencia para la conservación.

A continuación, menciono 10 de las más extrañas maneras en las que las especies invasoras se pueden esparcir. Existen muchas más.

1.    Zapatillas deportivas

Estás corriendo por las sierras después de un día agitado en el trabajo, disfrutando del aire libre y del hermoso paisaje. Estás en una zona, entonces no notas que tus zapatillas pisan las hierbas y semillas del área. Al día siguiente, viajas a una reunión con las zapatillas en tu equipaje.

Al día siguiente, sales a correr en otro estado muy alejado y liberas las semillas de las hierbas en el camino. La maleza se esparce mucho más rápido que la velocidad a la que corres.

Las zapatillas para correr no son las únicas culpables. Las esporas fúngicas transportadas con el equipo para espeleología causaron el contagio y esparcimiento del síndrome mortal de la nariz blanca en murciélagos. Bicicletas, todoterrenos, botes, equipo de pesca, vestimenta y otros equipos para actividades al aire libre son todas maneras principales de transportación de semillas – que infectan los lugares donde amas recrearte.

¿Qué puedes hacer? Limpia tu equipo de excursión después de cada salida, especialmente si cambias de área.

2.    Peceras y estanques

Tu pecera puede parecer un sistema contenido. Sin embargo, una larga lista de invasores acuáticos se origina a través de las mascotas y plantas en tu pecera o jardín.

Algunas personas se cansan de sus peces tropicales y creen que lo mejor que pueden hacer es liberarlos. Esto ha generado invasiones de peces no nativos en muchos lugares (las aguas del Parque Nacional de los Everglades, por ejemplo, bagres y otros). Los estanques de los jardines pueden inundar los arroyos y ríos cercanos, llevando especies invasoras con ellos. Y cuando se limpian las plantas de las peceras, ese material desechado puede contener semillas que pueden esparcirse.

¿Qué puedes hacer?  Nunca abandones mascotas (de ningún tipo). Es inhumano e introduce especies invasoras. Desechen las plantas  acuáticas en bolsas de plástico. La campaña para reducir los desechos de plantas y mascotas invasoras (RIPPLE) ofrece muchos recursos para hacerse cargo de manera responsable de sus residentes acuáticos, sin causar la próxima molestia acuática.

3.    Leña

No es tan sorprendente por la exitosa campaña  “No muevan leña”. Pero vale la pena repetirlo. En ocasiones, los árboles muertos o por morir son talados para vender leña para el hogar o para el camping. Estos árboles pueden estar muriendo por pestes del bosque.

Cuando se mueve leña distancias largas, se puede estar trasportando una serie de pestes, como el barrenador esperanza del fresno y el escarabajo asiático de cuernos largos. Estas pestes constituyen un alto costo en nuestros bosques. No ayuden a moverla a nuevas áreas.

¿Qué puedes hacer? Cómprala donde irás a quemarla. Apoya a los proveedores locales de leña y no la muevan. La campaña “No muevan leña” puede ayudar y tiene buenos gráficos y videos que ayudan a difundir el mensaje en las redes sociales.

4.    Árboles artificiales de Navidad

La tala de un árbol vivo de navidad y su traslado poseen las mismas amenazas contra los bosques que la leña. Sin embargo, los árboles artificiales pueden tener sus propias pestes.

Muchos árboles artificiales tienen bases de madera, y por lo general son fabricados en China. Algunos clientes se sorprendieron al abrir la caja del árbol y encontrar escarabajos o larvas. Estas especies resultaron ser escarabajos de cuernos largos de abeto marrón, especies con el potencial de causar estragos en los árboles nativos. Cuando esto sucede, todos los árboles en ese cargamento deben ser rastreados e incinerados.

¿Qué puedes hacer? En una sociedad globalizada, las especies viajan. Es fundamental tener mejores protocolos contra especies invasoras para los productos importados. Sin embargo, tú puedes cumplir un rol: si ves una criatura extraña en algo que has comprado, infórmalo.

5.    Pilas de hojas

Muchos de nosotros barremos nuestros jardines, apilando nuestras hojas para ser retiradas o convertirse en compost. Las pilas de hojas son divertidas para saltar arriba, pero también pueden esconder un gusano invasor desagradable.

Estos gusanos se filtran por las hojas desechadas en los bosques del norte, y alteran tanto la biodiversidad como la química de la tierra. Estos gusanos viven en la superficie de las hojas y ponen sus huevos allí. Sus capullos son difíciles de notar por lo que pueden terminar en la pilas de hojas. Cuando esas pilas de hojas se arrojan en una bolsa y se transportan, se esparcen los gusanos.

¿Qué puedes hacer? Los gusanos adultos de esta especie son fácilmente distinguidos. Los capullos, en cambio, son tan pequeños que es imposible encontrarlos. Sin embargo, si compras compost, asegúrate que haya sido tratado contra cualquier peste.


Continúa leyendo la segunda parte de esta nota aquí
 

Este artículo ha sido originalmente publicado en http://blog.nature.org/science/2016/11/08/10-weird-ways-you-could-be-spreading-invasive-species/