Soja en expansión: ¿podrá una nueva herramienta manejar el impacto de los cultivos?

Un cultivo básico tanto para el consumo directo o para aditivos, la soja estás presente en la margarina y en la mayonesa, en una barrita de colación o en el aderezo de las ensaladas o en polvos proteicos. El aceite de soja se utiliza tanto para cocinar como para empaquetar, y las cáscaras de soja constituyen la fuente principal de alimento para el ganado. Se encuentra en velas, crayones, tapicería, papel prensa reciclado, mostradores, tableros de partículas y en un gran número de productos que utilizamos en nuestra vida cotidiana.

La demanda mundial de soja está aumentando y su producción se está expandiendo rápidamente, siendo esta una de las principales causas de la destrucción de los ecosistemas naturales de América Latina. En Brasil, que cultiva alrededor del tercio del cultivo mundial de poroto de soja, la expansión en la producción de soja está llevando a la deforestación de ecosistemas en riesgo como la Amazonia y el Cerrado, una sabana rica y única desde el punto de vista biológico. Estos hábitats no son solamente el hogar de especies que no se encuentran en ningún otro lugar en el mundo. Constituyen también importantes sumideros de carbono, y su desarrollo podría obstaculizar los esfuerzos por mitigar el cambio climático.

El manejo del crecimiento de la soja es fundamental si queremos preservar los ecosistemas. La soja es uno de los productos de cultivos más grandes de Brasil; generaron exportaciones brutas o elaboradas de más de 24 mil millones de dólares estadounidenses en 2016 —gran parte hacia China, donde ayuda a alimentar una población de 1,4 mil millones y contribuye a una economía de 12 billones de dólares.  El desafío cercano es encontrar tierras donde sea posible cultivar porotos de soja de manera sustentable y mantener los bosques intactos, al mismo tiempo que se maximiza el rendimiento económico.

No se trata de una situación imposible —pero requiere que las compañías y los productores en Brasil tengan acceso a más y mejor información económica, social y medioambiental. La recientemente expandida Agroideal, una herramienta online, está destinada a llenar este espacio. Agroideal les permite a sus usuarios generar un mapa de exposición riesgosa o sustentable de una región relevante y luego evalúa el riesgo de expansión sobre vegetación nativa. Los usuarios pueden incorporar esta información a sus estrategias de desarrollo regional para planificar la expansión sobre tierra que ya ha sido desmontada previamente, y así reducir la conversión de áreas naturales y minimizar los impactos sociales y medioambientales.


Marine Protects Map
Agroideal es una herramienta de información online diseñada para asistir a las decisiones de inversión y adquisición para mantener los bosques y la vida salvaje intactos y para maximizar el rendimiento económico.


Con un esfuerzo conjunto de 18 instituciones mundiales y brasileras, que incluyen comerciantes, bancos, consultoras, instituciones de investigación y ONG, Agroideal ofrece información sobre el Cerrado y la Amazonia en Brasil e identifica los riesgos y las oportunidades dentro de más del 73% del país. Las actualizaciones futuras a esta herramienta se expandirán hacia otras regiones de América del Sur e incorporará regiones de Argentina y Paraguay, también, y eventualmente incluirá otros productos aparte de los porotos de soja — una herramienta focalizada en la carne ya está en las etapas iniciales de planificación.

Los esfuerzos de Agroideal apoyan y acompañan el movimiento que crece entre las compañías de todo el mundo de mejorar la sustentabilidad en sus cadenas de suministro. Docenas de las compañías principales firmaron la Declaración sobre Bosques y Clima de las Naciones Unidas en 2014, en la que se comprometían a eliminar la deforestación proveniente de las cadenas de suministro de bovinos, soja, aceite de palma y pasta de papel para 2020. Dado que Brasil está dentro de los mayores productores de soja y carne, es un país ideal para implementar estos compromisos.

Tales compromisos son cruciales —porque la producción de alimentos tiene un impacto significativo en nuestra habilidad de cumplir metas mundiales como el Acuerdo de París sobre Cambio Climático y los Objetivos de Desarrollo Sustentable. Para seguir el ritmo a los crecientes estándares de vida y gustos más caros, los científicos y las Naciones Unidas estimaron que el suministro de alimento mundial deberá aumentar un 40-50%, lo que podría llevar a una presión sobre los paisajes alrededor del mundo si ese crecimiento no se maneja cuidadosamente. Si vamos a alimentar a una población en aumento mientras al mismo tiempo preservamos los hábitats y minimizamos el cambio climático, debemos ser cada vez más inteligentes para enfrentar cómo producimos todo nuestro alimento.