El Caribe

Protegiendo el corazón del Atlántico

Dentro de las aguas color turquesa del Caribe hay 37 países y territorios únicos, cada uno con su propia historia y cultura distintivas pero conectados por los tesoros naturales que impregnan cada isla y el vibrante mar que todos comparten. El Caribe es una de las regiones marinas biológicamente más diversas del mundo, con un 10 % de los arrecifes de coral del mundo, más de 12 000 peces y otras especies marinas y más de 13 000 especies de plantas. Las casi 44 millones de personas que llaman hogar a estas islas dependen de los arrecifes de coral, las playas, las pesquerías y los manglares que mantienen sus medios de subsistencia, sus economías y su modo de vida. Las industrias pesquera y turística proporcionan la base de las economías locales en toda la región, y aproximadamente la mitad de todos los medios de subsistencia dependen de los recursos marinos y costeros.

Las últimas décadas han visto una disminución constante en el mar Caribe, otrora saludable y abundante arrecifes de coral, playas y pesquerías. Esta disminución es causada por una miríada de factores, incluido el cambio climático, la sobrepesca, el desarrollo insostenible y la contaminación. Durante más de 40 años, hemos estado trabajando para proteger la impresionante belleza que hace del Caribe el paraíso que es y los recursos que sostienen a los millones que viven allí.

The Nature Conservancy actualmente trabaja en 17 países y territorios en el Caribe.

Usando un enfoque basado en los ecosistemas que fortalece y utiliza los recursos naturales y el hábitat para hacer frente a los desafíos de conservación más urgentes de hoy, trabajamos para proteger y restaurar el océano, las costas y los arrecifes de coral y desarrollar la resistencia frente al cambio climático. En Cuba, TNC ayuda a proteger y restaurar los majestuosos arrecifes de coral del país y, recientemente, completó un plan de desarrollo de capacidades que apoya al gobierno cubano en el desarrollo de estrategias de conservación adaptables basadas en la naturaleza para aumentar la resistencia y reducir los riesgos asociados con el cambio climático. En la República Dominicana, TNC se enfoca en establecer y promover pesquerías sostenibles y fue instrumental en la declaración de seis nuevas reservas pesqueras importantes en 2017.

Con más del 70 % de la población caribeña viviendo a lo largo de las costas, es más importante que nunca abordar los peligrosos impactos del cambio climático, incluida la erosión costera, las inundaciones, el aumento del nivel del mar y las devastadoras tormentas tropicales como los huracanes Irma y María, de categoría 5, en 2017, que costaron cientos de vidas y causaron una destrucción masiva en varias islas. Puerto Rico fue una de las islas más afectadas y The Nature Conservancy planea centrar los esfuerzos en este territorio para ayudar a las personas y la naturaleza a recuperarse, reconstruir y crecer más resistentes frente a futuras tormentas destructivas. En 2018, TNC lanzó un nuevo programa llamado Islas Resilientes, que ayuda a proporcionar a los gobiernos y las comunidades las herramientas para reducir los riesgos e integrar las intervenciones basadas en la naturaleza a medida que aumentan la resistencia a las crecientes amenazas del cambio climático.

Junto con nuestros socios sobre el terreno, estamos trabajando para asegurar un futuro brillante para la naturaleza y la gente en el Caribe y para transmitir un legado de conservación a la próxima generación.