Tierras

Promover paisajes productivos sostenibles que incorporen el valor de la naturaleza e incrementen los beneficios sociales, ambientales y  económicos de los territorios.

Imagina un mundo en el que paisajes vibrantes, saludables y productivos rebosen de una diversidad de vida silvestre, mientras limpian nuestro aire absorbiendo las emisiones de carbono.

Un mundo donde un mejor manejo de tierras, incremente nuestros recursos naturales en vez de agotarlos, y donde el desarrollo amigable con el medio ambiente reemplace las prácticas de agricultura no sostenibles.

De acuerdo a la información oficial del Estado peruano, la deforestación en el área amazónica se debe principalmente a la ampliación de la frontera agrícola. Esta expansión es llevada a cabo principalmente por población migrante de otras regiones, de reciente asentamiento o en entornos indígenas de débil gobernanza que utilizan patrones productivos que no están adaptados a la geografía amazónica.

Es importante resaltar que 14,5 millones de hectáreas de la Amazonía están demarcadas a favor de pueblos indígenas amazónicos, entre comunidades nativas y reservas para indígenas en aislamiento, lo que equivale al 18.5% de la Amazonía peruana. Si bien las comunidades juegan un rol primordial en la conservación de los bosques, muchas de las buenas prácticas tradicionales productivas están en proceso de desaparición debido a la conversión de la mano de obra laboral y por un cambio del objetivo de la producción, que ya no es solo para autoconsumo sino también para el mercado externo; Y también a históricos y estructurales procesos de transformación y modernización cultural. Además de la población indígena, una importante proporción del uso del suelo está sujeto a las actividades desarrolladas por migrantes, provenientes principalmente de la región andina del país.

TNC está dirigiendo sus esfuerzos al desarrollo de actividades colectivas con el objetivo de mejorar la creación de instrumentos que permitan un balance entre la producción agrícola y la conservación de los servicios ecosistémicos, alcanzando mayores beneficios ambientales, económicos, productivos y sociales.

 

ESTRATEGIAS EN ACCIÓN

Sistema de Ordenamiento Territorial Indígena: Se plantea generar un mecanismo que, usando criterios y formas de tipificación tradicionales comunitarias, produzca una clasificación espacial consensuada del territorio de las comunidades nativas y que pueda ser vinculada a los sistemas nacionales y oficiales de ordenamiento territorial. El sistema, además, contempla la elaboración de Planes de Calidad de Vida y ejercicios de etnozonificación, que brindarán insumos importantes de análisis situacional de las comunidades para entender el contexto socioeconómico y productivo de las comunidades, así como herramientas para la gestión sostenible de sus territorios y sus recursos.

Incremento de la productividad de actividades sostenibles: La etnozonificación del territorio permite construir con las comunidades nativas la selección de actividades productivas sostenibles que contribuyen a la disminución de la deforestación, al uso sostenible de los recursos naturales y a la mejora de la calidad de vida de las personas. Adicionalmente, se prioriza la recuperación y puesta en valor de saberes ancestrales de las comunidades. Considerando la naturaleza del proceso de ampliación de la frontera agrícola en la Amazonía, se busca motivar a la población de migrantes asentados en áreas amenazadas por la expansión de la deforestación, para que sigan el mismo modelo de planificación e identificación de prioridades productivas, pero adaptado a su forma de organización comunal.

Fortalecimiento de cadenas productivas: Se propone fomentar la asociatividad a través de la formación de comités productivos y cooperativas para mejorar el intercambio comercial y a su vez poder fortalecer las capacidades que ayuden a mejorar las estrategias de financiamiento y búsqueda de mercados, realizando alianzas estratégicas que permitan escalar el trabajo y mejorar la cadena de valor, en asocio con empresas privadas que fomenten la producción sostenible.

Estrategias que hemos venido implementando:

  • La generación de conocimientos para una toma de decisiones informada y consensuada entre todos los actores involucrados, especialmente, las CCNN y sus organizaciones. Esto incluye la puesta en valor de los conocimientos ancestrales en diálogo con la tecnología y nuevas formas de conocimiento.
  • El fortalecimiento de la institucionalidad local y regional, por medio de la dotación de instrumentos de gestión en diversos ámbitos, como el organizativo, la gestión territorial, la gestión ambiental, la prestación de servicios con enfoque intercultural, etc., y del trabajo con CCNN, organizaciones indígenas y organismos de Estado a nivel local, regional y nacional.
  • La promoción de procesos participativos que promuevan el empoderamiento en el ejercicio de derechos, especialmente, por parte de los pobladores indígenas, respetando su diversidad cultural, de género y generacional.
  • La generación de sinergias interinstitucionales en torno a procesos clave para la conservación, la protección de los territorios y el desarrollo sostenible. Estas sociedades o alianzas pueden incluir tanto a organizaciones indígenas, entidades del Estado y programas y proyectos públicos, como a organizaciones de la sociedad civil. 
  • La promoción de actividades productivas sostenibles que permitan el logro de objetivos de conservación en armonía con la calidad de vida y la cultura de las poblaciones con las que se trabaja.