Chiapas ante el Cambio Climático

Escrito por el equipo de TNC

El estado más al sur de México, en la frontera con Guatemala, es una de las regiones con mayor biodiversidad de las Américas, donde habitan diferentes culturas y poblaciones originarias.

Desde la costa del Pacífico hacia el norte, se aprecian densos manglares, bosques templados en la Sierra Madre y los Altos de Chiapas, así como bosques tropicales y planicies de inundación en las tierras bajas como la selva Lacandona y norte del estado. A su vez, alberga una gran cantidad de vida silvestre, como las especias que se encuentran en peligro de extinción como el quetzal, el tapir y el jaguar. Estas características han convertido a Chiapas en uno de los paraísos naturales más preciados de México.

Chiapas también es considerado el guardián del futuro del agua en México, ya que abastece del vital líquido al 30% del país. La fuente de esta agua proviene de la Sierra Madre, el punto más al norte del Corredor Mesoamericano, considerado uno de los bosques nubosos más ricos de México, que se extiende hacia Guatemala y Honduras. Estos ecosistemas, increíblemente fascinantes, se caracterizan por sus abundantes lluvias y nieblas espesas que son atrapadas por los bosques que retienen el agua y la van liberando poco a poco a los afluentes de los ríos. Sin embargo, debido a la deforestación, la expansión del cultivo del café y el cambio climático, estos bosques se han convertido en uno de los ecosistemas más vulnerables del mundo.

Chiapas image 1

Aunque los efectos de un clima en constante cambio no afectan exclusivamente a los bosques nubosos de Chiapas, este estado ha sido particularmente deteriorada. Ha perdido el 55% de sus bosques nativos, que fueron deforestados fundamentalmente para la producción de café, maíz y la ganadería, que ocupa un tercio de la superficie terrestre del Estado. Estas cifras asombrosas exacerban otros problemas climáticos que enfrenta la entidad: la degradación de los suelos, las sequías, los incendios forestales y la pérdida de la biodiversidad nativa, lo cual afecta a los principales lugares turísticos. Sumado a la baja productividad agrícola y ganadera, la perspectiva social de Chiapas es aún más drástica: el 78% de la población vive en la pobreza extrema y los niveles de inmigración continúan aumentando cada año.

Por estas razones, The Nature Conservancy (TNC) ha mantenido una presencia constante en esta región desde 1986, promoviendo un enfoque integral en el manejo del paisaje que asegure la seguridad hídrica y alimentaria, al tiempo que reduce los riesgos de desastres inducidos por el clima. Dirigido por un equipo dedicado de científicos y practicantes, el programa de TNC en Chiapas ha estado gestionando recursos financieros y dirigiendo el apoyo técnico para crear y fortalecer una red de líderes gubernamentales, instituciones académicas, organizaciones locales y productores agropecuarios. El objetivo es implementar prácticas sostenibles que mejoren la calidad de vida de las personas, aumenten la productividad agrícola y ganadera, que dinamicen las economías locales y protejan los valiosos recursos naturales de esta entidad federativa.

Para abordar los desafíos sociales y ambientales, TNC México implementó una estrategia de "paisajes y comunidades resilientes" que propone alcanzar estos ambiciosos objetivos para el año 2030:

  • +1 millón de hectáreas de bosques y áreas naturales bajo restauración (3.3M a 4.3M hectáreas)
  • -1 millón de hectáreas de producción agrícola en modalidades sostenibles que aumentan los niveles de producción.
  • Una transformación de más de 2M hectáreas de conservación y restauración de suelos.

Chiapas image 1

Al trabajar colectivamente para lograr esta visión, los beneficios directos incluirán una mayor productividad agrícola mediante la implementación de prácticas sostenibles, una mejor gestión del agua y del suelo y la reducción general de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Si bien la visión de TNC es optimista, ponerla en práctica sigue siendo una tarea muy difícil que requiere el compromiso de diferentes actores y sectores; la asignación adecuada de inversión pública y privada, así como el fortalecimiento de las capacidades locales y la organización de los productores rurales. Identificar e intervenir en las cadenas de valor que vinculan estos productos agrícolas a los mercados (locales, regionales y nacionales) es vital para llevar adelante el programa y alcanzar los objetivos establecidos.

Chiapas image 1

A través de varios proyectos, TNC aborda estos desafíos con estrategias y enfoques nuevos e innovadores, como participar en el acelerador de inversiones de conservación de NatureVest para explorar vías de inversión de impacto con varios de los productores lácteos más grandes del estado.

Para conocer más acerca del trabajo de TNC en Chiapas o para programar una visita para conocer este increíble ecosistema, contáctenos en mexico@tnc.org.

 

Crédito fotográfico: © Legado Verde