¡Tú también puedes proteger los arrecifes!

1.       Cuida el agua: si usas menos agua, menor será la cantidad de aguas residuales que llegue a nuestros océanos.

2.       Reduce la contaminación: usa la bici, el transporte público, camina. Las emisiones de combustibles fósiles del transporte ocasionan el calentamiento de los mares, que provoca el blanqueamiento del coral.

3.       Responsabilízate de tu basura: No dejes basura en las playas ni en el agua. Toda la basura contamina el agua y puede lastimar a la vida marina y a los arrecifes.

4.       Apoya empresas responsables: Pregunta a tu hotel, tour-operador de pesca, instructor de snorkel o buceo qué hace para proteger a los arrecifes, y si forma parte de algún esfuerzo de manejo.

5.       Utiliza solamente fertilizantes ecológicos: Aunque vivas a miles de kilómetros de distancia de un arrecife, los fertilizantes llegan eventualmente a los sistemas de aguas, contaminan los océanos y pueden afectar a los corales y la vida marina.

6.       Siembra un árbol: Los árboles evitan los escurrimientos de aguas hacia los mares. También contribuyes a mitigar el cambio climático que está calentando nuestros océanos.

7.       Practica el buceo y snorkel responsables: No toques el coral, pues los animales que viven ahí son muy delicados y el contacto los puede lastimar. Tampoco permitas que tu embarcación tire anclas sobre el coral.

8.        Infórmate sobre conservación marina y pesca sustentable: The Nature Conservancy es socio de la Alianza Kanan Kay, visita su sitio web: http://www.alianzakanankay.org/mision-y-vision/

9.       Ve “la película completa”: los arrecifes de coral forman parte de un ecosistema más amplio que incluye manglares y dunas costeras que protegen las costas frente a los huracanes y tormentas. Visita nuestro portal de resiliencia costera: http://coastalresilience.org/project-areas/mesoamerican-reef-introduction/

10.   Corre la voz: comparte lo que te emocione en redes sociales. La unión hace la fuerza.