Bosques

Los bosques son esenciales para la salud y calidad de vida del ser humano en todo el planeta. Ofrecen fibras, alimentos, combustible y agua potable. De hecho, aproximadamente dos terceras partes de la población mundial dependen total o parcialmente del suministro de agua de los bosques. Y más de mil millones de personas que viven en condiciones de extrema pobreza alrededor del mundo dependen de los bosques para su supervivencia.

Cada año, se pierden aproximadamente 13 millones de hectáreas a causa de la deforestación. La tala ilegal es responsable de una gran parte de esta pérdida: hasta 30% de la madera y el contrachapado comercializados mundialmente tienen origen dudoso. Otros bosques se talan para prepararlos para el desarrollo urbano y la agricultura.
¿Qué puede hacer Usted?

  • Conocer el origen de los productos de madera y papel que utiliza. Prefiera madera, muebles, papel y otros productos certificados por el Consejo de Administración de Bosques (FSC), que promueve una administración responsable de los bosques del mundo. Si estos productos no están disponibles en su país, pida que comiencen a comercializar productos certificados por el FSC.
  • Adquirir o cortar madera para chimeneas y fogatas solamente cuando vaya a utilizarla: el transporte de madera puede provocar la diseminación de enfermedades e insectos invasores.
  • Limpiar el calzado cuidadosamente después de una caminata en el bosque para evitar la diseminación de enfermedades tales como la muerte súbita de robles.
  • Considere comprar semillas o plantas cultivadas en viveros locales, teniendo cuidado de que no sean importadas.
  • Disfrutar del bosque cercano acampando, caminando y observando aves.