Un crecimiento pobre en la productividad pone en riesgo la agricultura global y la seguridad alimenticia

El 7° Informe Anual de Productividad Agrícola Mundial (Global Agricultural Productivity Report® (2016 GAP Report®): Sustentabilidad en una Temporada Incierta (en inglés) advierte que a menos que esta tendencia se revierta, el mundo no podrá proveer de manera sustentable los alimentos, el pienso, las fibras y biocombustibles necesarios para el rápido crecimiento demográfico mundial.

Mejorar la productividad agrícola no se trata solo de producir más u obtener rendimientos más altos; permite que se produzca más al mismo tiempo que se maximiza el uso y el impacto sobre los recursos naturales valiosos. La productividad agrícola reduce el costo del producto por unidad, y así ayuda a los productores a tener éxito en el ciclo comercial competitivo actual y suministra alimento y productos agrícolas para los consumidores a precios más bajos. Es parte de una estrategia integral para cumplir de manera sustentable con la demanda global de alimentos y productos agrícolas.

De acuerdo con GHI, la productividad agrícola mundial debe crecer un 1,75% anual para poder cumplir con las demandas de un aproximado de 9,7 mil millones de personas en 2050. La evaluación anual de GHI sobre el crecimiento de la productividad mundial –el índice denominado GAP Index™– muestra que el índice actual de crecimiento es solo del 1,73 por ciento.

El índice de crecimiento en la productividad para los países de bajos ingresos es particularmente alarmante. Solamente el año pasado, el índice promedio anual de crecimiento en la productividad agrícola en los países de bajos ingresos ha disminuido en un 0,2% a 1,3%, muy por debajo del índice requerido para cubrir las necesidades agrícolas y de alimentos  de un modo sustentable.

El análisis de GHI también señala que, para 2030, África subsahariana solo podrá cubrir el 12% de su demanda de alimento de manera sustentable, lo que encarecerá los precios de los alimentos para los hogares pobres  y requerirá de importaciones significativas, asistencia alimenticia y la apertura de tierra sensible desde el punto de vista medioambiental para la producción agrícola.

El objetivo en desarrollo sustentable de las NU, UN Sustainable Development Goal 2 –SDG2 , demanda duplicar la productividad agrícola y los ingresos de los pequeños productores de alimentos para 2030.  Los datos de la productividad total (TFP, total factor productivity) indican que sin una acción inmediata, estaremos muy lejos de alcanzar ese objetivo.

“Si no se cumple el objetivo SDG2, será difícil, si no imposible,  conseguir las metas de desarrollo sustentable para reducir el hambre, la desnutrición y la pobreza,” dijo  la Dr. Margaret Zeigler, Directora Ejecutiva de Global Harvest Initiative. “Los hogares urbanos pobres y los trabajadores agrícolas sin propiedad de tierras serán los más afectados por el fracaso en el cumplimiento de estas metas, ya que los precios de los alimentos serán más costosos y el impacto sobre los recursos naturales de las prácticas agrícolas no sustentables será profundo.”

“El sector privado –local, nacional y multinacional–  necesita trabajar con el sector público y con los productores para mejorar la productividad y la sustentabilidad de las cadenas de valor agrícolas, reducir los deshechos y las pérdidas, y aumentar los ingresos, la seguridad alimenticia y la nutrición. Los acuerdos basados en la transparencia y el respeto mutuo pueden potenciar las fortalezas de los respectivos socios y así obtener mejores resultados de  los que obtendrían de manera independiente,” explicó Ben Pratt, Vicepresidente de Asuntos Públicos Corporativos de The Mosaic Company y miembro del Consejo Directivo de GHI. 

La GHI presentó los descubrimientos del informe GAB 2016 ante una audiencia de productores y líderes mundiales en ciencia, investigación, políticas y la industria agrícola privada que asistía el Premio Mundial de Alimentos en Des Moines, Iowa. El evento incluyó un debate sobre la importancia de la productividad agrícola y las políticas e inversiones que pueden ayudar a los productores a mantenerse competitivos mientras la agricultura se transforma en una fuerza para mitigar el cambio climático.

La Dr. Margaret Zeigler, Directora Ejecutiva de GHI, estuvo acompañada por una invitada especial, la Embajadora Patricia Haslach, Vicesecretaria Principal Adjunta de Estado para  el Departamento de Asuntos Económicos y Comerciales, Departamento de Estado de EE. UU. y ex embajadora para Etiopía   (2013-2016);  el Sr. Luca Fabbri, Director General Financiero, Farmland Partners Inc.; el Dr. Keith Fuglie, Economista, División de Recursos y Economía Rural, Servicio de Investigación en Economía de USDA; la Sra. Bonnie McClafferty, Directora de Agricultura para el Programa de Nutrición Mundial, Alianza Mundial para una mejor nutrición (GAIN, según sus siglas en inglés); y el Sr. Ben Pratt, Vicepresidente, Asuntos Públicos Corporativos, The Mosaic Company y Miembro del Consejo Directivo de GHI. 

Recursos
-El informe de GAP 2016 es presentado durante el Simposio del Premio Mundial de Alimentos (World Food Prize Symposium)  en Des Moines, Iowa y el evento se emite en vivo online el 12 de octubre desde las 11 am hasta el mediodía hora local, por
www.globalharvestinitiative.org
-Sigue el evento en Twitter: #GAPReport y
@Harvest2050