Ríos saludables y energía hidroeléctrica… ¿podrán coexistir?

Por Brian MCPeek, Jefe de Conservación

Los líderes que piensan en el futuro y buscan maneras de equilibrar el crecimiento económico y la protección ambiental están invirtiendo fuertemente en soluciones de energía con bajas emisiones de carbono como el viento, la energía solar y la hidroeléctrica. Se estima que la capacidad de energía hidroeléctrica mundial se duplique a lo largo de los próximos 30 años. Esta expansión de represas puede impactar más de 300.000 kilómetros de ríos alrededor del mundo y muchas de las represas propuestas se superponen, casi de manera perfecta, con los lugares más diversos del planeta desde el punto de vista natural.

Irónicamente, nuestra demanda por energía limpia representa una de las más grandes amenazas para los ríos que alimentan nuestras comunidades y apoyan nuestras economías.

En TNC, creemos que podemos encontrar un equilibrio entre la conservación de los ríos y la producción de energía. Compartimos nuestra ciencia para influir en la manera en la que la energía hidroeléctrica se desarrolla en las cuencas de los ríos en todo el mundo. Trabajando con los responsables de las decisiones, tales como las compañías de energía eléctrica y los gobiernos, estamos demostrando cómo los cambios en las políticas y en las prácticas pueden permitirnos cumplir con los objetivos de energía limpia y a la vez mantener los ríos saludables.

En el Amazonas, hemos utilizado modelos científicos para demostrar cómo una serie de escenarios de desarrollo diferentes pueden materializarse en el Río Tapajos. Descubrimos varios escenarios que pueden desarrollar entre 40-65% de la capacidad de energía total con costos más o menos similares. Pero los impactos ambientales de esos diversos escenarios varían ampliamente: aquellos que siguen la “Energía Hidroeléctrica de Diseño” —nuestro enfoque que considera toda la cuenca del río cuando se piensa en la reingeniería de las viejas represas, en remover o evitar otras y en un mejor plan para aquellas que vendrán en el futuro— puede mantener doscientos o trescientos kilómetros más de ríos corriendo libremente comparados con los enfoques actuales.

Encontrar soluciones equilibradas en un mundo enfrentado a decisiones muy difíciles es el quid de nuestra estrategia hídrica global. Al trabajar en seis cuencas muy importantes para el desarrollo hidroeléctrico, estamos encontrando puntos en común y demostrando que la industria, las personas y la naturaleza pueden beneficiarse si trabajan juntas.

En lugares como el Río Ogooué en Gabón, estamos trabajando con el gobierno gabonés para desarrollar un plan de gestión que abarque la cuenca entera del río. Con la catalogación, por primera vez, de los lugares donde los ríos tienen recursos ambientales importantes en un atlas de conservación nacional, estamos trazando la dirección para salvar a los ecosistemas únicos del Río Ogooué a la vez que se aprovecha la suficiente energía para alimentar el desarrollo del país.

En los últimos años, hemos construido una relación con la Comisión Federal de electricidad (CFE) de México, una agencia federal que es un planificador y desarrollador líder en electricidad en México. Juntos evaluamos un grupo inicial de 28 sitios en la cuenca donde posibles instalaciones hidroeléctricas podrían desarrollarse. Lo que se descubrió es que existen escenarios donde el desarrollo significativo de la capacidad de energía puede lograrse a la vez que una buena porción de los canales del río pueden permanecer conectados y corriendo libremente.

La pregunta es necesaria: ¿qué sucedería si aplicáramos este mismo pensamiento a los ríos alrededor del mundo? ¿Cuál es el potencial mundial para la Energía Hidroeléctrica de Diseño?

Para responder esta pregunta, los científicos de TNC publicaron un informe, El Poder de los Ríos, que cuantifica el potencial mundial. El informe descubrió que si la Energía Hidroeléctrica de Diseño fuera puesta en práctica comúnmente durante la expansión de la energía hidroeléctrica venidera, aproximadamente 100.000 kilómetros más de canales de ríos podrían mantenerse conectados en comparación con los enfoques actuales.

El potencial global, junto con las soluciones en los ríos Tapajos, Ogooué y en México, alcanzaron nuevas audiencias durante el Congreso Mundial de Energía Hidroeléctrica de 2015 en Beijing. TNC tomó la iniciativa de copatrocinar con WWF esta conferencia de gran infraestructura, porque brindaba una oportunidad única de compartir nuestras soluciones con aquellas compañías que construirán más de la mitad de las nuevas represas en el mundo. Este enfoque no se trata de permitir que la energía hidroeléctrica suceda, pero de encontrar maneras de influenciar cómo sucede para asegurar que los ríos importantes sean conservados.

Dada nuestra experiencia, la prueba de estas soluciones in situ en lugares reales y complejos y nuestro alcance mundial, tenemos un lugar en la mesa y estamos en condiciones de compartir soluciones en energía hidroeléctrica equilibradas con aquellas compañías, gobiernos e instituciones financieras que dirigen la agenda mundial de energía hidroeléctrica. Y, al encontrar y probar soluciones que tienen sentido desde el punto de vista comercial, estamos inspirando la acción en lugares que van mucho más allá de los que nosotros, como una simple organización en conservación, podemos tocar.