Áreas protegidas

Diseño para la conservación

Con el crecimiento constante de la población mundial, cuyos cálculos anticipan un crecimiento de 6 billones a 9 billones para 2050, habrá siempre una mayor necesidad de cambiar el uso del suelo de áreas naturales—bosques, pastizales y desiertos—con el fin de proporcionar alimento, energía e infraestructura para un mundo creciente y hambriento.

Estas actividades ejercen mayor presión sobre áreas naturales ya fragmentadas que están siendo afectadas además por la deforestación, la interrupción de las rutas migratorias de cientos de especies, la contaminación ambiental y un clima que está cambiando rápidamente.

Hoy día, más del 12% de la superficie terrestre ha sido designada como algún tipo de área protegida. Sin embargo, y a pesar de esta designación, la tasa de pérdida de la vida silvestre y los recursos naturales sigue creciendo.

¿Verdaderamente protegidas?

Designar un lugar como “protegido” no es suficiente. Muchos parques y reservas alrededor del mundo son “parques de papel”, áreas declaradas oficialmente pero sin las herramientas de gestión, recursos humanos y financieros para su administración y adecuada protección.

¿Qué hace TNC?

TNC ha trabajado con gobiernos de más de 20 países en la evaluación de alternativas de financiamiento de áreas naturales protegidas. Una vez identificados los vacíos financieros, ayudamos a identificar alternativas y a movilizar los recursos necesarios para financiar sistemas nacionales de áreas protegidas. Entre las diversas alternativas desarrolladas con metodologías de TNC se destaca el pago por servicios ambientales, tales como fondos de agua, ecoturismo, etc; y la implementación de fondos de financiamiento.

Asimismo, TNC juega un papel importante en la búsqueda de recursos que agencias multilaterales, como el Global Environmental Fund, asignan a áreas protegidas, sobre todo en países en vías de desarrollo. De igual forma, hacemos recomendaciones sobre sistemas de áreas protegidas más rigorosos y transparentes para asegurar que los fondos son utilizados de manera eficaz y justa.

TNC colabora con gobiernos y autoridades ambientales en todos los niveles—nacionales y federales, regionales, y municipales—en la creación y mantenimiento de áreas que protegen ecosistemas que no solo preservan la vida silvestre, sino también brindan bienes y servicios ambientales de calidad a poblaciones humanas, incluyendo agua potable, aire limpio, control de inundaciones y erosión, fertilidad de suelos, entre otros muchos.

¿Qué más hacemos?

  • Creamos y distribuimos información científica y cartográfica que identifica áreas prioritarias de conservación en mosaicos nacionales y regionales. Esta información permite la toma de decisiones informada sobre donde deben desarrollarse acciones de conservación y se constituye en una herramienta fundamental para la planeación del territorio.
  • Apoyamos con conocimiento científico, herramientas metodológicas y tecnología la creación de nuevas áreas protegidas.
  • Ofrecemos ideas, herramientas y programas a las autoridades ambientales relevantes para financiar la conservación de cada parque de manera sostenible.
  • Trabajamos con organizaciones locales para asegurar que los parques no disminuyen la calidad de vida de los vecinos, sino que la mejoran.
  • Capacitamos a personas locales a ser guarda parques, guías, o involucrarse de otra manera con el cuidar de la área protegida.
  • Diseñamos e implementamos mecanismos como fondos de agua para apoyar el financiamiento de los parques en el largo plazo.
  • Equipamos a los gobiernos con las herramientas y el entrenamiento a monitorear las áreas protegidas, e incrementar el nivel de conservación cuando sea necesario.