Humedales, filtros naturales de nuestra agua… ¡Adiós, nitratos!

Por Matt Miller*

¿Qué está sucediendo?

Los nitratos representan riesgos para la salud de embarazadas y bebés. Han sido relacionados con el síndrome del niño azul, que provoca falta de oxígeno en los cerebros de los infantes.

Sin embargo, incluso si eres un adulto saludable, ¿realmente quieres ingerir nitratos? Claro que no.

¿De dónde vienen los nitratos? Por lo general vienen de las prácticas agrícolas. Los agricultores utilizan fertilizantes. Cuando llueve, el exceso de fertilizantes se escurre en los ríos –y en nuestro suministro de agua. A su vez, se exacerba por la práctica de recubrimiento –la colocación de tubos de plástico por debajo del campo para drenarlo más rápido. Sería como una manguera contra incendios llena de nitratos.

Los arreglos de ingeniería para reducir los nitratos en el suministro de agua son muy costosos. Sin embargo, la naturaleza proporciona su propio filtro.

¿Qué dice la ciencia?

Los humedales constituyen los filtros de la naturaleza; sacan muchos de los nutrientes y sedimentos del agua. ¿Pueden también filtrar los nitratos? Sí, si son diseñados correctamente.

En Illinois, por ejemplo, TNC está experimentando con el diseño de humedales para maximizar la remoción de nitratos.

Para ser eficaces, los humedales deber estar ubicados de manera que las placas fluyan hacia el humedal. El tamaño es clave: los agrícolas quieren maximizar la tierra en lo que se refiere a producción de cultivos, por lo tanto, mientras más pequeñas, mejor.

Los investigadores descubrieron que el 5 por ciento del tamaño del área de drenaje era eficaz en la remoción del 50 por ciento de los nitratos que fluían por él. Los humedales más grandes tenían rendimientos decrecientes.

¿Por qué son importantes?

Los humedales pueden ser un modo rentable de reducir los nitratos. El tratamiento del ion, un plan intensivo basado en químicos, requiere personal y produce su propio material residual.

Los humedales no solo reducen los nitratos, sino también fosfatos y otros contaminantes.

Los humedales también proporcionan otros beneficios, que incluyen hábitats salvajes y áreas recreativas.

La conclusión

Los humedales por sí solos no resolverán el problema de los nitratos. Sin embargo, pueden ser una herramienta importante en muchas cuencas, al proporcionar un método rentable para reducir nitratos a la vez que ofrecen otros beneficios. Es posible que muchas ciudades deban levantar sus copas –de agua limpia y sin contaminantes– por los humedales, los verdaderos filtros de la naturaleza.


*Matt Miller es director de comunicaciones científicas de TNC y editor del blog Cool Green Science. Naturalista de toda la vida y entusiasta de la vida al aire libre, ha cubierto historias sobre ciencia y naturaleza alrededor del mundo. Matt ha trabajado para TNC durante los últimos 14 años.