El Caribe

El Caribe puede parecer pequeño en tamaño, pero la diversidad de especies marinas en sus islas es asombrosa: incluye 32 clases de corales y 350 especies de peces. El mar es fuente de alimento y de sustento para más de la mitad de los 39 millones de caribeños, de los cuales la mayoría vive sobre las costas.

Los pescadores y los residentes del Caribe dependen de hábitats costeros y marinos saludables para su subsistencia. Lamentablemente, en la actualidad, están enfrentando crecientes amenazas debido a la contaminación, la sobrepesca y el aumento en el nivel del mar. El Caribe alberga al segundo sistema de arrecifes más grande del mundo, aunque este no ha podido evitar la tendencia mundial de deterioro debido a la acidificación y el calentamiento del océano.

Durante más de 20 años, desde TNC, hemos contribuido para establecer legalmente tres Fondos Fiduciarios nacionales, trasplantar más de 11.700 corales para ayudar en la restauración de los arrecifes y plantar 25.636 manglares que favorecen la resistencia costera.

Los huracanes, como el Sandy y el Katrina, han demostrado el impacto que pueden tener las tormentas y el cambio climático sobre las comunidades costeras. El proyecto AL Filo del Agua de TNC utiliza estrategias innovadoras y basadas en la naturaleza para fortalecer a las comunidades costeras del Caribe oriental.

En TNC trabajamos junto a socios y voluntarios en los países del Caribe (las Bahamas, Cuba, la República Dominicana, Haití, Jamaica, Puerto Rico, las Islas Vírgenes Británicas y las islas localizadas en el Caribe Oriental) para proteger los ambientes marinos al mismo tiempo que se sustentan los medios de vida de todos aquellos que dependen del océano.
 

En Cuba —uno de los países más diversos del Caribe y del mundo desde el punto de vida ecológico— estamos ayudando a salvaguardar los arrecifes de coral contra los potenciales efectos negativos del turismo en expansión. Otros esfuerzos de TNC en la región incluyen fomentar iniciativas, como el Boletín de los Arrecifes de Coral en las Bahamas y la Política de Restauración de Corales en las Islas Caimán.

Con el apoyo de TNC, las comunidades pesqueras, petroleras y conservacionistas se unieron por primera vez para bosquejar un proyecto de zonificación para el Banco de Pedro —uno de los lugares de pesca más populares de Jamaica. El proyecto será fundamental para lograr prácticas pesqueras más sustentables y, además, propone más zonas marinas administradas que acercarán al país a su objetivo de proteger el 25 por ciento de su ambiente marino para el 2020.

Por otro lado, junto con socios, en TNC hemos capacitado a líderes conservacionistas de Antigua y Barbuda, Dominica, Granada, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas para que diseñen y lancen campañas nacionales propias que les enseñe a las comunidades locales sobre la importancia de la correcta administración de las áreas marinas.

También ayudamos a proteger las tierras. Hemos entregado 130 cocinas solares y 230 cocinas eficientes en el uso de combustible al poblado haitiano de Tilori para disminuir la presión sobre los ya escasos recursos forestales y para complementar las actividades de restauración forestal. Y en la República Dominicana, junto a nuestros socios, hemos establecidos dos fondos de agua para sustentar las cuencas que suministran agua a más del 60 por ciento de la población.