Asia y el Pacífico

En la región con la más alta concentración demográfica del planeta, desde TNC, buscamos conectar sus crecientes ciudades con la naturaleza con proyectos que enfríen y limpien el aire, reduzcan los efectos de las tormentas, protejan los hábitats en las ciudades y en sus alrededores, y que inspiren a nuevos líderes conservacionistas.

El trabajo de TNC en Asia y el Pacífico —región con el más rápido crecimiento demográfico en el mundo— tiene como objetivo colaborar para que esta región pueda enfrentar los desafíos mundiales.

Es necesario mencionar el esfuerzo de TNC por proteger la miríada de especies y hábitats —y a las comunidades que dependen de ellos— en esta diversa región. Las acciones incluyen desde el apoyo a las comunidades locales que buscan conservar sus recursos naturales en Micronesia hasta la investigación, junto con socios, sobre cómo el cambio climático está afectando un glaciar sagrado de China.

Para poder salvaguardar 11 de los paisajes marinos más ricos del mundo a nivel biológico y mantener, así, el trabajo de conservación, es fundamental aplicar estrategias tales como la restauración de arrecifes, el establecimiento y administración de redes de áreas marinas protegidas y el desarrollo de modelos de financiamiento a largo plazo.

En este camino y con este horizonte, estamos protegiendo la industria pesquera vital mediante la introducción de modelos de administración que mejoran drásticamente el rendimiento financiero y medioambiental de la industria pesquera de atún en Palaos, Micronesia, Indonesia, las Islas Salomón y otros países del Triángulo de Coral. Para ello, trabajamos también con las comunidades en siete países para administrar sus industrias pesqueras costeras de un modo más sustentable.

Nos estamos encargando de las amenazas críticas del cambio climático—que incluyen el aumento de los niveles del mar—a lo largo de las costas del Indo-Pacífico asociándonos con ocho gobiernos y 20 comunidades costeras para restaurar las costas, predecir los futuros impactos climáticos y desarrollar soluciones a largo plazo.

Asimismo, colaboramos con las comunidades aborígenes del Norte de Australia para mejorar el uso del fuego y reducir las emisiones de carbono, utilizar una administración basada en la ciencia y en la tradición para hacerle frente a las presiones del desarrollo y preservar el hábitat para las especies silvestres icónicas a lo largo de 25 millones de acres.

En China, por ejemplo, facilitamos el establecimiento de 10 nuevos fideicomisos de tierras que protegen a los osos panda y a otras especies salvajes, al mismo tiempo que contribuyen a la seguridad alimentaria y del agua. En TNC, utilizamos la ciencia para tomar decisiones inteligentes con respecto a la gestión de las tierras. Mediante alianzas con agencias gubernamentales y empresas en los grandes ríos de China, impulsamos soluciones innovadoras para el desarrollo de la energía hidroeléctrica y para la protección del agua que equilibran los resultados medioambientales con las necesidades humanas.

Además, trabajamos junto con socios para reducir las emisiones de carbono en un 30 por ciento y conservar 2 millones de acres de bosque para los orangutanes y otras especies salvajes en Indonesia. Nos hemos asociado con la industria maderera y la agrícola de este país para llevar a cabo prácticas sustentables de administración de bosques.

Junto con el gobierno mongol, trabajamos para proteger y administrar de manera sustentable 120 millones de acres (o el 30 por ciento del país) para las especies salvajes y las comunidades nómades. Asimismo, nos hemos aliado con corporaciones para reducir los impactos negativos de la minería.

En Myanmar (Birmania), protegemos las últimas tierras boscosas tropicales más grandes de Asia y mejoramos los resultados conservacionistas y sociales de las comunidades que dependen de los bosques. También, junto con nuestros socios, promovemos un comercio maderero responsable y aumentamos la administración sustentable del bosque.