Tierras

Ingresa aquí para conocer los resultados de la Alianza Mexico REDD+

Los bosques sustentan la economía, producen agua y energía y purifican el aire. La región de México y el Norte de Centroamérica contiene algunos de los bosques más extensos y biodiversos del mundo, que albergan especies únicas como el pecarí, el tapir, el águila harpía y el mono aullador, así como especies de grandes felinos como el jaguar y el puma. Estos ecosistemas ricos en recursos naturales han dado vida a importantes culturas como la maya y la azteca. Actualmente continúan sustentando el desarrollo tanto de poblaciones locales como de aquellas que viven lejos de estas tierras.

El Reto para la Conservación

A pesar de su incalculable valor, los bosques se encuentran cada vez más amenazados. El valor de la naturaleza rara vez figura en las decisiones económicas, por lo que la sociedad continúa sacrificando estos ecosistemas para expandir su producción de alimento, energía y otros recursos necesarios. México, Guatemala y Belice pierden 267,000 hectáreas de bosque por año, principalmente debido al cambio de uso de suelo por la agricultura y la ganadería. El modelo actual de desarrollo, en vez de mejorar el bienestar de las personas, profundiza la pobreza al amenazar la producción sostenible de alimento, reducir el acceso al agua potable e incrementar la vulnerabilidad ante el cambio climático.

Nuestro Trabajo

El programa de Tierras para México y el Norte de Centroamérica de The Nature Conservancy (TNC) se enfoca en avanzar el desarrollo rural sostenible para proteger los bosques de Mesoamérica. Piloteamos sitos demostrativos con base en el Manejo Integrado del Paisaje, un modelo para desarrollar resiliencia y adaptación al cambio climático mediante sistemas productivos sostenibles que ayudan a conservar los bosques. Nuestro trabajo se enfoca en dos regiones:

  • En la Selva Maya implementamos el Acuerdo para la Intensificación Sostenible. Trabajamos para desarrollar una economía verde, baja en emisiones de carbono y basada en la inclusión social. Con mejores prácticas e intensificación en agricultura, ganadería y manejo forestal, ayudamos a detener la deforestación y degradación de los bosques.
  • En el Corredor de Bosque Mesoamericano promovemos el modelo Paisajes y Comunidades Resilientes. Buscamos fortalecer a la naturaleza y a las personas contra los impactos del cambio climático a través de mejores prácticas en agricultura y ganadería que permiten la conservación de los bosques.