La Selva Maya

Construimos una economía rural verde

Durante milenios, esta selva que abarca desde la Península de Yucatán en México hasta el norte de Guatemala y Belice, ha albergado una rica diversidad de culturas, incluyendo la gran civilización maya. Hoy continúa proveyendo necesidades básicas, como alimento, leña, hierbas medicinales y materiales de construcción para la población local indígena que depende de ella para sobrevivir. La Selva Maya también es de gran valor para otras poblaciones lejanas, ya que funge como sumidero de bióxido de carbono y contribuye a mitigar el cambio climático.

El Reto para la Conservación

La Selva Maya se encuentra amenazada por el desarrollo insostenible y el cambio de uso de suelo. La producción tradicional a pequeña escala está cediendo territorio a los sistemas agrícolas extensivos, destruyendo esta magnífica selva. Otros factores como los subsidios, la falta de planeación de uso de suelo y el turismo también aceleran la destrucción de sus sistemas naturales. El modelo actual de desarrollo, en vez de mejorar el bienestar de las personas, profundiza la pobreza al amenazar la producción sostenible de alimento, reducir el acceso al agua potable e incrementar la vulnerabilidad ante el cambio climático.

Nuestro Trabajo

Mediante el Acuerdo para la Intensificación Sostenible (APIS), The Nature Conservancy (TNC) propone impulsar una economía verde en la Selva Maya baja en emisiones de carbono y cimentada en la inclusión social. El Acuerdo promueve la conservación de los bosques y selvas y de sus servicios ambientales, a la vez que apoya los medios de vida de las comunidades. Busca salvaguardar los bosques existentes, ayudándose de prácticas sostenibles en ganadería, agricultura y manejo forestal que intensifican la producción en tierras ya productivas, evitando así la expansión de la frontera agrícola.

Nuestro trabajo en la Selva Maya impulsa las prioridades de TNC, Tierras Sostenibles y Cambio Climático, mediante la reducción de gases de efecto invernadero causados por la deforestación. Además de involucrar trabajo comunitario con sistemas sostenibles de producción, la estrategia incluye intervenciones a nivel de legislación federal en México, así como mecanismos de captación e inversión de financiamiento para combatir el cambio climático.

Resultados a 2020
  • 1 millón de hectáreas de la Selva Maya bajo manejo sostenible
  • 300,000 personas con mejores oportunidades económicas
  • Duplicar la productividad agrícola y ganadera en las áreas de trabajo de TNC
  •  350,000 hectáreas restauradas de bosque
  • Tasa neta cero de deforestación en las áreas de trabajo de TNC
  • mitigación y adaptación al cambio climático
Cómo lo Logramos

La conservación es compatible con las oportunidades económicas de las comunidades rurales mediante una vía alternativa de desarrollo sostenible. Mediante APIS, TNC ofrece una estrategia comprehensiva para aumentar la productividad agrícola y reducir la deforestación y degradación de las tierras. Fomentamos los incentivos institucionales, políticos y económicos que permitan crear sistemas productivos rurales de la mano de la conservación de nuestros valiosos bosques. 

Meta de Recaudación a 2020
USD$16 millones

“Trabajamos con las comunidades rurales para demostrar que es posible mejorar sus medios de vida, mientras protegemos los bosques. Promovemos la conservación usando argumentos sociales, humanos y económicos.” – Rane Cortez, Gerente del Programa Selva Maya, MNCA.

Proteger los bosques, las comunidades rurales y sus actividades económicas en la Selva Maya.

Transformar las prácticas, políticas e incentivos para apoyar el desarrollo rural sostenible y la conservación de los bosques y selvas.

Inspirar
la adopción de un modelo de desarrollo rural sostenible ampliamente aplicable.