Arrecife Mesoamericano

Protegemos a la naturaleza, las comunidades y la economía

El Arrecife Mesoamericano se extiende 1000 kilómetros desde la Península de Yucatán en México, incluyendo Belice, Guatemala y parte de Honduras. Es el sistema arrecifal coralino más grande del Hemisferio Occidental y uno de los ecosistemas más diversos de la tierra.

Aunque la pesca y el turismo generan ingresos sustanciales también representan un gran desafío para la región. Las prácticas de pesca y turismo no sostenibles así como las políticas inadecuadas en los cuatro países han degradado seriamente los hábitats costeros, poniendo en riesgo la infraestructura y el bienestar de 2 millones de personas que viven en la región.

Desde 1990, The Nature Conservancy colabora con los gobiernos, organizaciones de la sociedad civil, sector privado, academia y las comunidades locales para asegurar la conservación del Arrecife Mesoamericano. Identificamos estrategias efectivas para restaurar y proteger hábitats críticos, mejorar el manejo de las pesquerías y fortalecer la resiliencia de las comunidades costeras.

Nuestro trabajo

Con 25 años de experiencia de conservación en la región, The Nature Conservancy es reconocido como un socio efectivo, con solidez científica y capaz de formar alianzas con distintos actores para encontrar e implementar soluciones efectivas. Diseñamos soluciones para lograr impacto a gran escala mediante la cooperación con los sectores público y privado.

Inversión en Infraestructura Natural

La costa frente al Arrecife Mesoamericano está expuesta a tormentas tropicales y huracanes. Los gobiernos, el sector privado y las comunidades invierten cuantiosos recursos en infraestructura de protección como rompeolas y diques sin reconocer el valor de los sistemas naturales que ofrecen alternativas más económicas de protección costera, y a la vez benefician la economía de las comunidades locales mediante el turismo y la pesca, el almacenamiento de carbono y la filtración del agua.

Los arrecifes protegen las costas contra la erosión y las inundaciones, atenuando la energía de las olas y reteniendo sedimentos. Los manglares y las dunas disminuyen la intensidad del viento y la erosión de la costa, y las lagunas costeras capturan el exceso de agua, ayudando a evitar inundaciones. The Nature Conservancy y sus aliados buscan demostrar la efectividad y el valor económico de la protección costera que ofrecen estos sistemas naturales para reorientar sus inversiones en reducción de riesgo hacia la conservación y la restauración.

Aún hay tiempo y oportunidad para recuperar las pesquerías y evitar una mayor degradación de los ecosistemas costeros por lo que es importante actuar ahora para asegurar la riqueza de la región. Al trabajar con las comunidades locales, aliados en conservación, sector privado y los gobiernos, creamos soluciones para el Arrecife Mesoamericano que son replicables en el Caribe y otras partes del mundo.

Manejo Sostenible de Pesquerías

La mayoría de las pesquerías del Arrecife Mesoamericano se encuentran sobreexplotadas. TNC está colaborando con comunidades, cooperativas pesqueras y agencias de gobierno para recuperar las pesquerías mediante prácticas sostenibles, la promoción de un marco institucional y legal adecuado, y la diversificación de mercados e incentivos económicos.

Lograremos esto a través de un sistema de trazabilidad de especies clave, como el caracol y la langosta, y el acceso a mercados preferenciales para productos de valor agregado. Al mismo tiempo, estamos promoviendo la diversificación de los ingresos de las comunidades mediante la acuacultura sostenible.

También estamos trabajando a nivel regional para establecer zonas de recuperación pesquera. Estas son áreas donde la pesca está prohibida para permitir que las especies marinas se recuperen. Estamos utilizando la ciencia más avanzada para asegurar un diseño óptimo de estas áreas con el fin de mantener o incrementar el rendimiento pesquero a largo plazo, promover la conservación de la biodiversidad, y mejorar la resiliencia de las poblaciones y los ecosistemas marinos, frente al cambio climático.