Los Estados Unidos de Norteamérica

Abarcamos los 50 estados, protegiendo los distintos hábitats, desde páramos hasta arrecifes de coral. Nos ocupamos de las amenazas contra la conservación relacionadas con el cambio climático, el agua dulce, los océanos, las estrategias urbanas y la conservación de las tierras.

En los EE.UU. especialmente, y a través de sus fronteras, protegemos lugares muy diversos entre sí:

Las colinas del Berkshire Taconic Landscape forman una columna vertebral boscosa que conecta los bosques del norte con Appalachia y crean los humedales de los más extraños del mundo con la mayor concentración de especies raras en el sur de Nueva Inglaterra. Asimismo, suministran agua potable a miles de ciudadanos y brindan protección contra las inundaciones.

Los Apalaches Centrales —una eco región que se extiende a través de Maryland, Pennsylvania, Virginia, Virginia Occidental y hasta Kentucky y Tennessee— funcionan como pulmones de la Costa Este, contrarrestando las emisiones de carbono y suministrando aire limpio.  

Más de 3.600 especies de animales y plantas prosperan en la Bahía de Chesapeake, una eco región cuya línea costera es más larga que la de la Costa Occidental de los Estado Unidos. Abarca Delaware, Maryland, Nueva York, Pennsylvania, Virginia, Virginia Occidental y el Distrito de Columbia.

La Cuenca del Río Colorado alberga a más de 25 especies de peces que solo pueden encontrarse allí. Es, también, un espacio de recreación y suministra agua potable desde Nevada, Nuevo Méjico hasta el norte de Méjico. En TNC, trabajamos hace muchos años en el Río Colorado y sus afluentes en seis de los estados que poseen la cuenca. Estamos en condiciones de compartir y demostrar el conocimiento adquirido de nuestro trabajo en campo, así como la colaboración binacional a través de las fronteras.  

La región marina oriental de los EE.UU.
—que se extiende desde Cabo Hatteras en Carolina del Norte hasta el límite norte del Golfo de Maine sobre las aguas canadienses—contiene un mosaico de hábitats críticos que sustentan una amplia variedad de especies importantes desde el punto de vista ecológico, comercial y recreacional.

El Tongass, el bosque templado más grande del mundo —fuente principal del salmón salvaje y un gran capturador de carbono, además del hogar de personas profundamente arraigadas y diversas— se despliega por las costas de Washington, Columbia Británica y el sudeste de Alaska. .

Debemos asegurarnos de que la cuenca de los Grandes Lagos se encuentre entre los ecosistemas administrados de manera más eficaz de la Tierra. Sus lagos, ríos y humedales cubren ocho estados y dos países.

El Parque Nacional Yellowstone
se extiende en veintiocho millones de acres de hábitats irreemplazables que sustentan a una de las más grandes colecciones de áreas naturales intactas y de especies animales en los 48 estados contiguos de los Estados Unidos. Pero el incremento en el desarrollo en áreas fundamentales de hibernación y que aún no han sido protegidas dentro del Parque ha provocado conflictos por el uso de la tierra. Desde TNC, ya estamos trabajando con diferentes grupos y organizaciones interesados en la protección de esta región.

Las aguas y costas del Golfo de Maine albergan a más de 2.000 especies de plantas y animales. Sin embargo, en la actualidad, el Golfo muestra señales de agotamiento debido a la pérdida de hábitat, la disminución en la cantidad de peces, y el aumento de marejadas y de los niveles del mar. En TNC, estamos trabajando para identificar las amenazas contra los objetivos de conservación en la región y para establecer un punto de referencia que nos ayudará a desarrollar estrategias de conservación hechas a medida para el Golfo.

En TNC somos parte de la comunidad de la costa de Golfos desde hace más de 35 años y trabajamos en cada estado costero, desde Florida hasta Texas, así como también en Méjico y el Caribe. Buscamos recuperar los hábitats más importantes del Golfo, que traen beneficios para las personas. Estos esfuerzos incluyen desde la recuperación del hábitat después del derrame de petróleo del Deepwater Horizon hasta la creación y expansión de los parques de los estados y los refugios nacionales de áreas naturales.

Como organización líder para la conservación en este país y en el mundo, trabajamos con socios públicos y privados para asegurarnos que se protejan nuestras tierras y aguas para las generaciones futuras.