La COP23 comienza con un enérgico llamamiento a continuar el camino emprendido con el Acuerdo de París

La conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático (COP23) de este año ha comenzado en Bonn con un llamamiento conjunto para que se mantenga la ruta del Acuerdo de París sobre el cambio climático.

La conferencia, que se celebrará del 6 al 17 de noviembre, se inicia con el trasfondo de los destructivos efectos de los huracanes, incendios, inundaciones y sequías y sus efectos en la agricultura, con la consiguiente amenaza a la seguridad alimentaria.

"Una ingente cantidad de personas de todo el mundo sufre, desconcertadas por las fuerzas que se han alineado contra ellas. Nuestra labor como líderes es responder a ese sufrimiento con todos los medios a nuestro alcance", dijo el recién elegido Presidente de la COP23, el Primer Ministro de Fiji, Frank Bainimarama. "Eso significa que tenemos que cumplir plenamente nuestros compromisos, no echarnos atrás", añadió.

Frank Bainimarama dijo que Fiji lleva todo el año trabajando en la creación de una “Gran Coalición” entre Gobiernos de todos los niveles, la sociedad civil, el sector privado y organizaciones confesionales.

El Presidente de la COP23 tiene intención de reunirse con tantos integrantes no estatales de esta coalición como pueda durante esta conferencia.

La Secretaria Ejecutiva de ONU Cambio Climático, Patricia Espinosa, dijo: “Además de la Agenda para el Desarrollo Sostenible, tenemos un camino claro que seguir para hacer realmente frente al cambio climático y conseguir un desarrollo sostenible”.

Espinosa esbozó la labor que los Gobiernos abordarán en Bonn: con la prioridad de dar los siguientes pasos para asegurar que el sistema operativo del Acuerdo de París queda terminado a tiempo, y que los medios y arbitrios para aplicarlo quedan fortalecidos.

Esas dos cosas son esenciales para poder cumplir el objetivo primordial del Acuerdo de París: mantener el aumento de la temperatura media mundial por debajo de 2 grados centígrados con respecto a los niveles preindustriales y lo más cerca posible a los 1,5 grados.

La Secretaria Ejecutiva de ONU Cambio Climático subrayó que es urgente avanzar. "Tenemos que hacer progresos inmediatos si queremos cumplir los compromisos que hemos contraído para 2020. En este sentido, las promesas de financiación y de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero son cruciales", añadió.

Si Fiji ocupa la presidencia de la COP23, el Gobierno de Alemania está proporcionando generosos recursos logísticos.

La Ministra de Medio Ambiente alemana, Barbara Hendricks, reiteró el apoyo de su país a la ONU y señaló que, como sede de la secretaría de ONU Cambio Climático, Bonn se está convirtiendo un centro mundial de acciones por el clima y en un núcleo internacional para el desarrollo sostenible.

La Ministra también tuvo buenas noticias sobre la financiación de países en desarrollo: anunció que Alemania apoyaría el Fondo de Adaptación de la ONU con 50 millones más de euros en 2017.

Durante la COP23, la ciudad de Bonn no solo será la anfitriona de la conferencia, sino que también acogerá eventos culturales que ayudarán a acercar las acciones por el clima a todos los que se encuentren en la ciudad.

Muchos habitantes de Bonn están colaborando en calidad de voluntaries y las escuelas de Bonn también están participando; por ejemplo, la cantante Bernadette La Hengst interpretó la canción de la COP23 I’m an Island (Soy una isla), una contribución del Festival Save the World del Teatro de Bonn, dirigida por Nicola Bramkamp, con el apoyo del Ministerio Alemán de Desarrollo.