Belice

Con más del 60% de su superficie terrestre cubierta por bosques y un litoral bordeado de arrecifes coralinos y cayos, es un paraíso natural que alberga gran diversidad y recursos biológicos.

TNC comenzó a trabajar en Belice en 1989 con el propósito de proteger sus hábitats prioritarios terrestres y marinos. Nuestra trayectoria nos ha fortalecido como un socio confiable de las comunidades, organizaciones, empresas y gobiernos locales en la conservación de la naturaleza.

Actualmente trabajamos en el Arrecife Mesoamericano para mejorar el manejo de los recursos marinos, de los cuales dependen las industrias de la pesca y el turismo, que son las más importantes en Belice. También apoyamos la conservación de una extensión de más de 100,000 hectáreas de la Selva Maya, que funge como modelo del buen manejo forestal y como sumidero de carbono. 

Nuestras Iniciativas