El Caribe
Aunamos los límites de pesca

splash_grande_limites_de_pesca_belice

La disminución en la cantidad de peces en Jamaica y Belice está provocando que los pescadores y administradores de recursos consideren nuevas prácticas de pesca y medidas de conservación. En 2008, una idea para respaldar este esfuerzo resultó fructífera: un intercambio de conocimientos entre pescadores de dos áreas altamente afectadas por la pesca excesiva en cada país.

“Pensamos que los pescadores realmente podrían beneficiarse al observar los ambientes de cada uno y compartir sus conocimientos”, afirma Julie Stockbridge, quien se desempeñó como científica marina de TNC en Belice y organizadora del intercambio.

Durante el intercambio, los pescadores compartieron ideas e información sobre qué practicas han funcionado (y cuáles no) en sus países.

Por ejemplo, la creación de zonas de no pescar, reservas marinas y ecoturismo en Belice han ayudado a recuperar la cantidad de peces mientras que en nuevas políticas de pesca mejorarán los esfuerzos de conservación y el cumplimiento.

Intercambio de experiencias, ideas y medidas

Mediante el intercambio, los pescadores de Belice visitaron el Banco de Pedro—los caladeros y el banco de mar profundo más grande de Jamaica—y Treasure Beach, una gran comunidad pesquera ubicada en la costa sudoeste de Jamaica. Dos semanas más tarde, los pescadores jamaiquinos fueron a la Reserva Marina Hol Chan, la Reserva Marina Gladden Spit y los pueblos de Placencia, Monkey River y Hopkins donde la pesca y el turismo son los principales generadores de ingresos.

Las científicas marinas de TNC Stockbridge y Nathalie Zenny de Jamaica (junto con el viejo socio Friends of Nature) organizaron el intercambio. Sus objetivos eran:

  • Crear conciencia entre los pescadores jamaiquinos sobre la necesidad y los beneficios de la pesca sustentable.
  • Enfatizar la necesidad de continuar respaldando la pesca sustentable y los esfuerzos de conservación entre los pescadores beliceños al mostrar el ejemplo jamaiquino de lo que podría salir mal (Jamaica actualmente es el país con más pesca excesiva del Caribe).
  • Crear una red entre pescadores jamaiquinos y beliceños para intercambiar experiencias, conocimientos y herramientas.

“El impulso de TNC para formar un gran grupo para tratar la administración y la protección del Banco de Pedro y hacer participar a los actores clave en el intercambio de conocimientos es muy positivo y necesario”, afirma el Teniente Aceion Prescott de la Guardia Costera de Jamaica.

Algunas de las ideas que se llevaron los pescadores

  • Los pescadores de Jamaica estaban entusiasmados por ver el tamaño de los peces y la cantidad de peces en la Reserva Marina Hol Chan de Belice, protegida desde 1987. Esto aumentó aún más su entusiasmo y deseo de establecer áreas protegidas y zonas de no pescar cuando regresaran a su país.
  • Si bien Belice está por delante de Jamaica con respecto a la protección del hábitat y la administración de la pesca, el país aún afronta desafíos relacionados con el mantenimiento de una pesca sustentable y el suministro de alternativas económicas para los que han pasado toda la vida pescando. 
  • Los pescadores jamaiquinos, la Guardia Costera de Jamaica, y representantes de la División Pesca pudieron aprender mucho a partir de las actividades de aplicación en la Reserva Marina Gladden Spit de Belice.

Una cosa en común: la disminuición en la cantidad de peces

En esta etapa los pescadores comenzaron a trabajar con TNC, el Fondo Mundial para la Naturaleza(WWF), el gobierno y otros socios para crear áreas marinas protegidas. Desde entonces, las poblaciones de peces han comenzado lentamente a aumentar hasta un nivel sustentable en lugares que tienen las reglamentaciones más estrictas.

“Al principio los pescadores no se daban cuenta de que estaban pescando excesivamente en ciertos lugares sin permitir que se desarrollara la próxima generación”, afirma Zenny. “Esto ha ocurrido a lo largo de las áreas costeras de Jamaica, y el Banco de Pedro ahora está sin peces por el mismo motivo”.

El Banco de Pedro de Jamaica  tiene arrecifes coloridos rodeados de un mar azul profundo y es el área más productiva para la cocha reina, de la cual Jamaica es el principal exportador del mundo. 

Este caladero de pesca está aislado, sin fuente de agua dulce en el lugar. Casas improvisadas construidas con láminas de zinc y cartón se esparcen por las playas. La mayoría de los residentes son de la costa sur de Jamaica, y pescan todo el año en el banco.

Pero la cantidad de peces ha disminuido en forma considerable en las últimas décadas. TNC está
construyendo una estación de investigación y campo en el Banco de Pedro que servirá como base de operaciones para facilitar el cumplimiento y el patrullaje del área por parte de la División Pesca y la Guardia Costera para fomentar más control e investigación de conservación. TNC también está brindando asistencia técnica y de investigación esencial sobre el diseño de un plan de administración para el sitio. 

Los científicos tienen esperanzas para el futuro

“No vivo del mar. No paso horas pescando con redes en mares agitados y literalmente arriesgando la vida por el pan de cada día”, afirma. “Siempre me acompañará el hecho de haber presenciado la convicción de mis amigos y colegas de la pesca de Belice y especialmente de Jamaica para producir un cambio que mejore la condición de la pesca”.

Su colega de Belice coincide: “En un momento en que la vida parece como si estuviéramos constantemente nadando contra la corriente, en contra del despilfarro inevitable de nuestros recursos naturales, es revitalizador oír a ex pescadores y a pescadores actuales expresar respeto por el ambiente marino”, afirma Stockbridge.

Créditos fotográficos (izquierda a derecha, de arriba a abajo): Pescadores © TNC; Socios de TNC en Belice © Julianne Robinson Stockbridge; Mapa del Arrecife Mesoamericano © Marco Castro/TNC; Pescador en Indonesia Peter Mous/TNC.