Perú
Aves guaneras a salvo en una nueva área marina protegida

guano1

Por Marcela Torres.

La brisa marina suavemente roza las alas del piquero común mientras planea para aterrizar cómodamente en uno de las 33 islas y puntas que protege la nueva Reserva Nacional Sistema de Islas, Islotes y Puntas Guaneras, creada recientemente por el Gobierno de Perú en Diciembre de 2009.

El piquero peruano y otras aves guaneras –anteriormente protegidas por el valor de su guano- han estado amenazadas por la disminución de sus fuentes de alimentos. Las aves son atraídas por los ricos ecosistemas marinos y costeros bajo la influencia de la Corriente de Humboldt, que reúnen a todo tipo de vida marina, desde algas microscópicas hasta gigantes ballenas jorobadas.

La Reserva Nacional de Islas, Islotes y Puntas Guaneras, que abarca más de 140.000 hectáreas, marca la culminación de casi una década de promoción por parte de The Nature Conservancy y otros grupos.

¿A quién le importa el guano?

La palabra guano viene del vocablo quechua “wanu”, que significa estiércol. El guano que cubre las islas y puntas en la nueva reserva es blanco y polvoriento. Su composición es rica en minerales como nitrato, fósforo y carbón y a menudo se mezcla con plumas, huesos y otras partes animales. 

Los millones de aves marinas que habitan las islas y acantilados de la costa peruana dejaron capas de guano que llegaron a alcanzar una altura de hasta 50 metros

En la Corriente de Humboldt, las aves productoras de guano incluyen:

  • El Guanay (Phalacrocorax bougainvilii)
  • El Piquero común (Sula variegata)
  • El Pelícano peruano (Pelecanus thagus)

El guano ha sido ampliamente usado como fertilizante desde los tiempos anteriores a los incas, e incluso fue el sustento de la economía peruana desde mediados de los años 1800 hasta principios de los años 1900. Luego de una intensa extracción durante los años 1800, se creó la Compañía Administradora del Guano en 1909 para asegurar la continua disponibilidad comercial del producto.

Aunque la motivación primordial era obtener ganancias monetarias, el resultado de las medidas de manejo fue la continua protección de las aves guaneras y otras especies de mamíferos marinos, peces, moluscos y crustáceos, así como de su entorno natural

La irrupción de los fertilizantes químicos a mediados de los años 1900 redujo la importancia del guano para la economía peruana, afectando las medidas para proteger las grandes colonias de aves guaneras. Al mismo tiempo, la pesca industrial se transformó en una actividad cada vez más importante, reduciendo significativamente la disponibilidad de alimento para muchas de estas especies y toda la red de vida marina.

Como respuesta a las amenazas que enfrentan las Islas y Puntas de Guano y la biodiversidad que albergan, en el año 2001 el Consorcio Biomar, una alianza de universidades y organizaciones conservacionistas, desarrolló una propuesta técnica para que esta red de sitios formara parte del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas de Perú.

Islas y puntas protegen la vida silvestre y los medios de subsistencia

The Nature Conservancy ha estado involucrada en el proceso de creación de esta área protegida desde 2001, y en los dos últimos años apoyó directamente el trabajo de la autoridad de áreas protegidas mediante apoyo técnico e institucional.

“La creación de esta Reserva el 30 de Diciembre de 2009 es un logro significativo que permitirá proteger especies, hábitats y procesos ecológicos de alto valor biológico y económico, y constituye un hito para la conservación marina en el Perú y el mundo”, dice Fernando Ghersi, Gerente del Proyecto Humboldt de The Nature Conservancy.

Además, el Servicio de Parques Nacionales de Perú, SERNANP, se coordinará con otras agencias gubernamentales para asegurar la continuidad de la producción de guano, pero bajo normas ambientales y sociales más estrictas. El SERNANP también buscará promover fuentes de ingreso alternativas a las comunidades locales extractoras de guano para garantizar su estabilidad económica al mismo tiempo que se mejora la salud ambiental de la reserva. “Primero, debemos saber exactamente cuánto guano está disponible en todas las islas y puntas, para luego planificar su extracción cuidando de no perturbar las zonas de nidificación y cría de estas aves, que son muy sensibles”, dice Miryan García, administradora de la Reserva Nacional de Islas y Puntas Guaneras.

En otros lugares de la Corriente de Humboldt…

The Nature Conservancy trabaja tanto en Chile como en Perú para proteger el gran ecosistema marino de la Corriente de Humboldt, que enfrenta crecientes amenazas tales como la pesca excesiva, la acuicultura irresponsable y la contaminación. Nuestro trabajo en esta zona implica aumentar el número y superficie de ambientes marinos y costeros protegidos y, al mismo tiempo, promover prácticas de pesca sostenible

Nuestra meta es crear una red de áreas protegidas funcional que pueda conservar la diversidad biológica marina de la Corriente de Humboldt de manera efectiva y contribuir al bienestar de las de poblaciones humanas en el largo plazo.

Gracias a estos esfuerzos, el piquero común que vemos planeando puede ahora volar tranquilo entre las Islas y Puntas Guaneras, a salvo de los peligros inminentes que hasta ahora amenazaban su supervivencia.

Marcela Torres trabaja como escritora y especialista de marketing para TNC en América Latina.

Créditos fotográficos (izquierda a derecha, de arriba a abajo): (top to bottom, left to right): Aves en las costas del Peru. © Walter Wust; Aves en las costas del Peru. © Walter Wust; Mapa de la Reserva Nacional de Islas y Puntas Guaneras. © SERNANP; Loro verde © Ana Garcia/TNC; Zorros en el desierto chileno. © Steffen Reichle/TNC; Martinete Común. © Mark Godfrey.